windows 10 pro office 2019 pro office 365 pro windows 10 home windows 10 enterprise office 2019 home and business office 2016 pro windows 10 education visio 2019 microsoft project 2019 microsoft project 2016 visio professional 2016 windows server 2012 windows server 2016 windows server 2019 Betriebssysteme office software windows server https://softhier.com/ instagram takipçi instagram beğeni instagram görüntüleme instagram otomatik beğeni facebook beğeni facebook sayfa beğenisi facebook takipçi twitter takipçi twitter beğeni twitter retweet youtube izlenme youtube abone instagram

Image default
Economía

Dólar cara chica: las tres formas de que los acepten cuando comprás una propiedad

Los dólares “cara chica” parecen estar generando problemas a la hora de concretar las operaciones inmobiliarias.

El dólar “cara chica” es uno de los problemas más difíciles de solucionar a la hora de realizar transacciones con la moneda norteamericana en la Argentina, con el mercado informal cambiando el precio dependiendo del tipo de billete mientras que en algunas operaciones directamente no se acepta el pago con estos “billetes viejos“.

Y esto mismo comenzó a suceder con los negocios en la venta de inmuebles, con varios escribanos y operadores explicando que surgen conflictos entre el comprador y el vendedor si a la hora de pagar se quieren usar billetes de “cara chica” en lugar de los más nuevos de “cara grande“.

Esto se da a pesar de que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED por sus siglas en inglés), que se ocupa de la emisión monetaria, y las principales entidades bancarias tanto de EEUU como de Argentina aseguraron en múltiples ocasiones que tanto los billetes de “cara chica” como de “cara grande” tienen el mismo valor.

CÓMO EVITAR PROBLEMAS A LA HORA DE COMPRAR UNA PROPIEDAD EN DÓLARES

La principal forma de solucionar a este problema que encontraron los especialistas es pedirle al vendedor que incluya una cláusula específica donde se explique que el pago deberá realizarse “únicamente con billetes de 100 dólares de series posteriores a 1996“.

Otra solución es realizar el pago, en caso de ser posible, por medios electrónicos. Esto además genera más seguridad a la hora de cerrar el trato ya que los montos pueden ser observados por ambas partes, evitando conflictos innecesarios. Los mejores medios para esto son el depósito bancario o la transferencia.

Cambiar los billetes “cara chica” también es una buena alternativa y algo que se puede hacer de forma relativamente sencilla, ya que esto es realizable en la mayoría de los bancos de forma gratuita. Eso sí, hay algunas entidades que no están permitiendo realizar esta operación debido a que no cuentan con billetes de este estilo.

Pero la mejor opción es apostar por el diálogo, ya que este problema con los billetes puede solucionarse fácilmente entre comprador y vendedor durante las negociaciones por el precio de la propiedad. Es por eso que se recomienda plantear esta pregunta sobre el medio de pago y si el mismo puede ser realizado con cualquiera de los billetes -tanto cara chica como cara grande-.

CÓMO DIFERENCIAR BILLETES CARA CHICA Y CARA GRANDE

Por último, cabe remarcar cuál es la principal diferencia entre los billetes de “cara chica” con los de “cara grande”. La más básica está en que los primeros incluyen una imagen de Benjamin Franklin dentro de un recuadro circular mientras que los segundos sólo tienen al personaje histórico sin ningún recuadro.

Además, los billetes “cara chica” son más viejos que los “cara grande”, con el diseño de los primeros siendo utilizado para la emisión de nuevos billetes hasta 1996. Es por eso que también se puede revisar la fecha de emisión del billete para determinar si se trata de un papel que puede generar polémica en el acuerdo.

Leave a Comment

instagram volgers kopen volgers kopen buy windows 10 pro buy windows 11 pro