Image default
Las mas leidas Política

Corte Suprema de Anarquía

La corposición cifra sus esperanzas de proteger a la República en un tribunal roto. Rosenkrantz, héroe por un día. El viaje relámpago de Lorenzetti.

Prueba irrefutable de que la debilidad afecta a todos, las esperanzas de los guardianes de la República están puestas en una Corte Suprema imprevisible, inestable y sin jefes. La presión descomunal para salvar los traslados de Leopoldo BrugliaPablo Bertuzzi Gabriel Castelli que Mauricio Macri ordenó por decreto y sin acuerdo del Senado dio resultado esta semana con la convocatoria de Carlos Rosenkrantz para tratar, el martes próximo, el per saltum que presentaron los camaristas después de que Cristina Fernandez de Kirchner lograra el voto de la Cámara alta para rechazar sus pliegos y Alberto Fernández confirmara su desplazamiento con tres nuevos decretos.

Con el acuerdo extraordinario que le informó en exclusiva a Clarín La Nación 40 minutos antes que a nadie, Rosenkrantz se anotó un éxito de cara a su público y respondió a la expectativa de los grupos de intereses que presentan la defensa de los tres camaristas como una batalla a todo o nada contra la “impunidad” de la vicepresidenta, algo que a CFK le cuesta obtener bastante más de lo que le gustaría y depende, más bien, de cómo resuelva el gobierno la encrucijada de la economía.

SUPERHÉROE POR UN DÍA. En privado, el presidente de la Corte Suprema justifica lo que los medios aliados presentan como un “golpe sobre la mesa”. Dice estar harto de que sus colegas “arrastren los pies” y considera que utilizó el único resorte que la mayoría peronista le dejó a disposición. Fue después de un Zoom de una hora y media con Ricardo LorenzettiHoracio RosattiJuan Carlos Maqueda Elena Highton de Nolasco en el que no faltaron las tensiones expuestas.

De los cincos supremos, sólo el fallo de Rosenkrantz está más que claro: coincide con Juntos por el Cambio y con la prédica que hermana a las almas nobles de Clarín y La Nación.

Sin embargo, entre los ministros deslizan que, si Rosenkrantz logró probarse la capa de “superhéroe por un día”, fue gracias a que obtuvo el aval para su convocatoria vía mail. El fallo de la Corte depende ahora de lo que decida la Cámara Contencioso Administrativa, que ya rechazó la cautelar de los jueces y tiene ahora que definir sobre su planteo de fondo.

De los cincos supremos, sólo el fallo del exrector de la Universidad de San Andrés está más que claro: coincide con Juntos por el Cambio y con la prédica que hermana a las almas nobles de Clarín y La Nación. Piensa que existe un hecho de gravedad institucional y afirma que se están generando hechos consumados y se está violando la acordada 7 -aprobada en 2018 después de una presentación del ministro macrista German Garavano– ante la pasividad y complicidad de sus pares.
En base a la misma acordada, no obstante, la directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, opina todo lo contrario, dice que no hay antecedentes de jueces de un Tribunal Oral Federal que pasen a ocupar un cargo en la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional y cita dos pronunciamientos que van en el mismo sentido: el fallo de la jueza contencioso administrativa Alejandra Biotti y el voto del Consejo de la Magistratura, incluido el de la lavagnista Graciela Camaño. Todos rechazaron el pedido de Bruglia y Bertuzzi para mantenerse en sus cargos.

Más allá del debate y de la cuestión de fondo, Rosenkrantz se aproximó a su objetivo principal: que la Corte se pronuncie, para bien o para mal, y quede expuesta la posición del resto de los ministros. Impulsado a lo más alto por el deseo de Macri y el ocaso de Lorenzetti, a Rosenkrantz no le parece serio que lo traten como un apéndice de Hector Magnetto y tiene en realidad una sintonía mayor con la doctrina de Fernan Saguier. De todas maneras, su lucha más encarnizada no es contra el gobierno de Alberto Fernández, sino contra su antecesor, el rencoroso Lorenzetti.

EL IDA Y VUELTA DE LORENZETTI. Amén de la campaña militante de Clarín La Nación, en el cuarto piso del Palacio dicen que hubo una gota que rebasó el vaso: el intento que el rafaelino puso en marcha en las últimas semanas por recuperar el lugar de conducción del partido judicial que ejerció durante nada menos que 11 años.

Ante interlocutrores de lo más disímiles, Lorenzetti prometió satisfacciones de corto plazo y, frente a todos, reiteró sus críticas fulminantes a Rosenkrantz por su falta de aptitud, coraje y actitud para conducir el máximo tribunal.

Versátil como pocos, Lorenzetti abandonó el aislamiento de Rafaela y volvió a Buenos Aires para presentarse una vez más como salida ante la parálisis de la Corte. Según pudo saber Letra P, tomó contacto con la oposición, el Gobierno y la cúpula de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Ernesto Sanz fue uno de los que escuchó sus planteos, pero no el único. Los rivales de Lorenzetti en la esgrima palaciega mencionan también a Enrique NosigliaCarlos ZanniniEduardo de Pedro y tres directivos de AEA entre los que se menciona a Paolo Rocca. Interlocutores de lo más disímiles, a todos les prometió satisfacciones de corto plazo y, frente a todos, reiteró sus críticas fulminantes a Rosenkrantz por su falta de aptitud, coraje y actitud para conducir el máximo tribunal.

El exrector de San Andrés es considerado por la política como un intelectual del Derecho que se despreocupa de garantizar los votos que hacen falta para que la Corte juegue en la batalla diaria por el poder, pero Lorenzetti, que tuvo todo y dio cátedra de cómo manejarse en ese expertise, perdió lo más importante y ahora luce, incluso para el antikirchnerismo, demasiado afectado por su pérdida personal y sin capacidad de cumplir con sus promesas.

En sintonía con la movida, Infobae publicó una nota que anunciaba un fallo de los supremos en contra de los tres camaristas y a favor del Gobierno. Criticaba a Rosenkrantz por su falta de liderazgo, justificaba el enojo de Lorenzetti víctima de un golpe de Estado y cuestionaba los vínculos de Maqueda, Rosatti y Highton con el Gobierno. “La escribió Lorenzetti con seudónimo”, dicen con malicia en el cuarto piso.

Esa lealtad incondicional de Daniel Hadad con el supremo que sueña con ser presidente dificulta la cobertura y Rosenkrantz busca que en el portal entiendan que ya no sirve. Es la trastienda de un bloque de poder astillado que sirvió para debilitar al cristinismo y colaborar con la aventura de gobierno de Macri, pero se partió al medio con el fracaso del experimento amarillo. En La Nación, los columnistas que más sintonizaron con el rafaelino perdieron predicamento o dieron un giro furibundo, se acomodaron a los nuevos tiempos e invitan a Elisa Carrió a la tele para que dispare en su contra. Lorenzetti se queja por lo bajo de ingratitud y recuerda el fallo que ordenó en 2014 a favor del matutino en la causa en la que la AFIP le reclamaba una deuda impositiva estimada entonces en 400 millones de pesos con un dólar a 15.

Contradicciones hay en todos lados y hasta puede suceder que en el propio diario de Saguier se desmienta la relación de Maqueda con Schiaretti, divulgada por… La Nación. Bruglia y Bertuzzi están representados por Alejandro Carrió, el abogado penalista de larga trayectoria que entre sus causas resonantes tiene la de haber defendido a Marcela y Felipe Noble.

La debilidad de los guardianes de la República es relativa y se beneficia de la fragilidad del propio gobierno dentro y fuera del ámbito de la Justicia: lograron que el tema de tres jueces desconocidos para la enorme mayoría de la población llegara en tiempo récord a la Corte.

EL VOTO DEL ARCHIPIÉLAGO. Presiones, apuestas y convicciones al margen, un dirigente de la oposición que está al tanto de la interna le dijo a Letra P que el fallo del martes próximo es impredecible. “La Corte es un archipiélago de cinco islas y cada quien defiende su propio interés”, aseguró. Cabeza de un poder judicial que se distingue por su mala imagen en todas las encuestas, los supremos están acostumbrados a que se hable seguido de “escándalo institucional” y tienen una mirada distante de la coyuntura. Tiempistas que no van a elecciones y se sientan a ver el paso de los presidentes, algunos consideran que la mayor parte de los casos que se tratan en el máximo tribunal son producto del fracaso de la política. El ejemplo más reciente es el reclamo de Horacio Rodríguez Larreta por el recorte de coparticipación que decidió Fernández en medio de la crisis de Axel Kicillof con La Bonaerense.

De origen peronista, el veterano Maqueda es el más experimentado y Rosatti el que pretende, en algún momento, llegar a lo más alto. Los dos se muestran distantes del kirchnerismo y creen que, entre sus fortalezas, está la de no deberle favores a nadie. Se enteraron por C5N de que los Fernández armaban una comisión para revisar el número de miembros de la Corte o, lo que es lo mismo, para recortar su poder. Contentos con el Presidente y con su vice, no están.

Por Diego Genoud – Letra

Leave a Comment

escort bayan bayan escort pornhub türk porno hd porno sikiş hikayeleri travesti porno bayan escort escort bayan bayan escort casino