No me gusta nadie y no sé si el problema soy yo o si son ellos

Te la ves venir. En el almuerzo familiar o con tus amigas, alguien tira la pregunta: "¿Y de amores?". Y vos, que venís escuchándote contestar lo mismo desde hace tiempo, recitás otra vez tus cuatro palabras, quizá sin angustia, ni nostalgia, ni nada. Es algo que simplemente te pasa: no te