Image default

Harry y Meghan acusan a la familia real de “mentir para proteger” a Guillermo, heredero al trono

En el adelanto de la segunda entrega del documental “Harry & Meghan”, el príncipe Enrique y su esposa vuelven a cuestionar a la monarquía británica.

El príncipe Enrique y su esposa Meghan volvieron a apuntar contra la familia real en lo que se pudo ver del tráiler de la segunda entrega de su controvertido documental. Allí, aseguran haber sido utilizados para “alimentar a los lobos” mediáticos y acusan a la familia real de “mentir para proteger” a Guillermo, heredero al trono.

En los primeros episodios de la docuserie “Harry & Meghan“, los duques de Sussex fustigaron sobre todo en el acoso mediático al que aseguran haber sido sometidos y denunciaron el “sesgo inconsciente” de la realeza en términos de racismo, consignó la agencia AFP.

Pero la segunda entrega, compuesta de tres episodios que se emiten este jueves, se anuncia más explosiva para la familia real, ya que el hijo menor del rey Carlos III y la exactriz mestiza estadounidense contarán su versión sobre cómo y porque dejaron estrepitosamente la familia real británica en 2020.

“No solo me echaron a los lobos, me utilizaron para alimentar a los lobos“, dice Meghan Markle en un nuevo tráiler.

Creen que es normal mentir para proteger a mi hermano, pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegernos a nosotros”, asegura por su parte Enrique, de 38 años refiriéndose a Guillermo, el nuevo príncipe de Gales, de 40 años.

“Harry & Meghan”, un documental que pone en alerta a la monarquía británica

La emisión de los tres primeros episodios no trajo consigo revelaciones impactantes como algunos temían, y como ya había ocurrido en 2021 con la explosiva entrevista, marcada por las acusaciones de racismo, que dio la pareja a la estrella de la televisión estadounidense, Oprah Winfrey.

Sin embargo, su representación de la monarquía británica y de la unión de estados de la Commonwealth como instituciones anticuadas e imperialistas enfureció a algunos en el Reino Unido, donde Enrique y Meghan son muy impopulares.

La prensa conservadora los acusó de hipocresía, de faltar a la verdad y de irrespeto a la institución monárquica tres meses después de la muerte de Isabel II y el ascenso de Carlos III al trono.