Baires Para Todos

Figueroa apoyó el RIGI para Vaca Muerta, pero rechazó Ganancias

Rolando Figueroa, gobernador de Neuquén, afirmó que sin el régimen de incentivo a las grandes inversiones no se podrá desarrollar el GNL en Argentina. Rechazó la vuelta de Ganancias para los trabajadores.

El gobernador de Neuquén, Rolando Figueroa, afirmó que si el Congreso no aprueba el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), en el marco de la ley bases, no se podrá desarrollar la industria del GNL en Argentina, que podría implicar una inversión de u$s 30.000 millones.

Sin embargo, también se mostró en contra de la vuelta del impuesto a las Ganancias, que se encuentra dentro del capítulo fiscal que está tratando el Senado. 

“Tenemos que tener el RIGI sancionado para lograr el desarrollo del GNL”, afirmó Figueroa, durante una presentación que dio en el Libertador Hotel, convocado por los empresarios nucleados en el Club del Petróleo, que encabeza Alejandro Bulgheroni, presidente de Pan American Energy (PAE).

“Vaca muerta es la nueva Pampa Húmeda sin riesgo climático”, agregó Figueroa, que anticipó que para el 2030 las exportaciones en hidrocarburos ascenderán a u$s 30.000 millones. “Generar dólares es equilibrar la balanza de pagos, reducir la inflación y vivir mejor”, concluyó.

El gobernador se refiere al proyecto para que se desarrolle el GNL en Argentina, lo que permitirá exportar el gas de Vaca Muerta a cualquier país del mundo. Pero por la planta, los barcos y los gasoductos que requiere, se necesitará una inversión de unos u$s 30.000 millones. Hay empresas interesadas en invertir, como la petrolera de Malasia, Petronas, en un acuerdo con YPF. 

El apoyo de Figueroa al RIGI fue muy bien recibido por los empresarios y ejecutivos presentes en el salón. En el sector petrolero consideran al RIGI como fundamental para que se lleven a cabo grandes inversiones de largo plazo, que no avanzan por la actual inestabilidad macroeconómica y el cepo cambiario.   

En esa línea, el CEO de YPF, Horacio Marín, declaró la semana pasada que “sin RIGI no hay GNL”. 

  Según pudo consultar este diario entre diversos representantes del sector privado, en caso de que no se apruebe el RIGI, no se darán las millonarias inversiones necesarias para desarrollar el GNL. Sin embargo, en el sector aseguran que, si se le hicieran algunos cambios al régimen, ya sea algún capítulo de agregado de valor, las inversiones se darían igual.

“Está exagerado el riesgo argentino y por eso sobredimensionaron los beneficios”, afirmó un empresario. De hecho, la expectativa empresaria es que seguramente tenga algunas modificaciones en el Senado.

  En la misma línea, fuentes cercanas a Figueroa de Neuquén afirmaron que en caso de que no avanzara el RIGI también estarían a favor de que se vuelva a debatir el proyecto de ley de promoción de GNL, que tiene media sanción de Diputados. Si bien esa ley la promovió el ex candidato a presidente, Sergio Massa, cuando era ministro de Economía, miembros del equipo energético de la ex candidata a presidenta Patricia Bullrich también habían pedido a los diputados del PRO y el radicalismo que lo apoyaran.  

La ley GNL también prevé beneficios fiscales y tributarios, y estabilidad por 30 años, pero tiene menor acceso a divisas y mayores retenciones que el RIGI. También, tiene un capítulo dedicado a la integración nacional.

Disputas provinciales

En el caso de que el Congreso avance con el RIGI o con algún incentivo de fomento a las inversiones, la disputa saldrá del Poder Legislativo y pasará a concentrarse entre dos provincias: Buenos Aires y Río Negro. Es que para que haya GNL se necesita un puerto, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pide que se haga en Bahía Blanca, donde ya se cuenta con la infraestructura. Mientras que los gobernadores patagónicos y varios empresarios optan porque se haga en Punta Colorada, en Río Negro. 

Figueroa agregó que desde la provincia sumarán beneficios adicionales para las inversiones en Vaca Muerta, mientras que promueven la creación de UTEs para que inviertan en los campos maduros de petróleo.

En contra de Ganancias

Figueroa se mostró en contra de la vuelta del impuesto a las ganancias para la cuarta categoría. “No vamos a acompañar Ganancias. Los sueldos patagónicos serán más elevados, pero también lo es el costo de vida”, afirmó.

Además, sumó otra crítica: “El incremento de la recaudación por Ganancias se evapora por lo que se le da por la disminución de bienes personales, para nosotros eso es un perder-perder”.


Por Florencia Barragan-EC