Baires Para Todos

El laborista Sadiq Khan gana su tercer mandato como alcalde de Londres

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, anotó un récord al ganar su tercer mandato en las elecciones municipales, cuyos resultados se conocieron el sábado 4 de mayo. Su victoria significa un golpe adicional para el Partido Conservador, del primer ministro, Rishi Sunak, y que registró los peores resultados en unas municipales en las últimas décadas, en un año de expectativa por las elecciones generales en Reino Unido.

Sadiq Khan, de 53 años, se impuso con facilidad ante la candidata conservadora Susan Hall y echó por tierra las esperanzas del Partido Conservador de arrebatar la capital británica al partido Laborista (centroizquierda) por primera vez desde 2016.

El primer alcalde musulmán de una capital occidental cuando fue elegido hace ocho años tenía altas probabilidades de ganar, mientras los sondeos apuntan a un regreso de los laboristas a la escala nacional, con un Partido Conservador que muestra una imagen cada vez más dañada en la opinión pública. 

Al final, Khan vio su margen de victoria crecer en comparación con las elecciones de 2021. 

La victoria laborista suma a una pésima serie de resultados para el primer ministro, Rishi Sunak, que vio a sus ‘tories’ quedar en tercer puesto al perder casi 500 escaños en los consejos municipales, tras las votaciones del jueves 2 de mayo en Inglaterra y Gales.

Con el partido Laborista (centroizquierda) anotando grandes avances, los conservadores perdieron también las reñidas alcaldías de Manchester, Liverpool y Yorkshire, entre otras. 

En la región de West Midlands, en la que los conservadores esperan que Andy Street sea reelecto a su vez, los votos se están contando de nuevo ya que estaban demasiado ajustados. 

Un inesperado fracaso de los ‘tories’ allí podría dejar a Sunak con un solo logro destacado: la victoria del alcalde conservador de Tees Valley, en el noreste de Inglaterra, aunque con una mayoría muy reducida. 

“Los votantes están frustrados”

En la edición del sábado del Daily Telegraph, Sunak concedió que “los votantes están frustrados”, pero insistió en que los “laboristas no están ganando en lugares en los que han admitido que necesitan una mayoría”. 

“Nosotros los conservadores tenemos todo para seguir luchando”, argumentó Sunak.

El partido Laborista, fuera del poder desde 2010 y aplastado por los conservadores liderados por Boris Johnson en el 2019, también arrebató un escaño parlamentario a los conservadores.

Y se apoyó en la victoria parlamentaria en Blackpool South y en otros logros para pedir que se convoquen elecciones generales. 

“Llegó la hora de pasar la página del declive y de iniciar la renovación nacional con los laboristas”, dijo el líder del partido Laborista, Keir Starmer, en un mitin en East Midlands, en donde esa agrupación ganó la alcaldía. 

Sunak tiene hasta el 28 de enero para convocar elecciones generales, y ha dicho que planea hacerlo en la segunda mitad de 2024.

El partido Laborista ha salido victorioso en las encuestas de opinión durante los 18 meses de mandato de Sunak, debido a que escándalos relacionados con los conservadores y la crisis del costo de la vida, entre otras razones, han hecho mella en la imagen del partido gobernante. 

El jueves 2 de mayo, los conservadores se jugaban cerca de 1.000 escaños en consejos municipales, muchos de ellos ganados en 2021 cuando lideraban la intención de voto, antes de los desastres vinculados con la gestión de Boris Johnson y de su sucesora, Liz Truss, quien solo ejerció como primera ministra por 49 días. 

Con casi todos los votos contados el sábado, los conservadores han perdido casi la mitad y quedaron detrás también del partido de oposición Demócratas Liberales. 

“Ímpetu”

Si los resultados se replican en las elecciones generales, entonces el partido Laborista ganaría con el 34% de los votos, dejando a los ‘tories’ detrás por 9 puntos porcentuales, según la BBC.

Según las proyecciones de Sky News, los laboristas ganarían las elecciones generales, aunque sin obtener la mayoría absoluta.

La derrota conservadora por el escaño parlamentario en Blackpool South, con una enorme diferencia del 26%, ha sido la onceava pérdida de los conservadores de un escaño parlamentario en este mandato, la mayor de un gobierno desde finales de la década de 1960. 

En Westminster se ha especulado con la posibilidad de que los legisladores conservadores se basen en los nefastos resultados de las elecciones municipales para intentar reemplazar a Sunak, pero no parece que esa iniciativa esté próxima a materializarse.

Sin embargo, no todo han sido noticias positivas para los laboristas.

El partido perdió el control de una autoridad local y perdió escaños en los consejos municipales ante candidatos independientes, algo que los analistas han atribuido a la posición del partido en el conflicto israelí-palestino. 

El experto en elecciones y ciencias políticas John Curtice dijo que había signos de preocupación para la oposición. 

“Estas elecciones trataron más del ímpetu de derrotar a los conservadores que del entusiasmo hacia los laboristas”, analizó.

“Electoralmente, aún no es claro que Sir Keir Starmer sea el heredero de (Tony) Blair”. 

Por France24 con AFP