Baires Para Todos

El director de Swiss Medical es el nuevo Síndico General de la Nación

Miguel Carlos Bianco fue designado hoy como Síndico General de la Nación (SIGEN), o sea, el encargado del sistema de control interno del Estado y quien coordina las Unidades de Auditoría Interna de cada área para hacer cumplir las normas contables y que haya un uso eficaz de los recursos

El Director de Swiss Medical es el nuevo Síndico General de la Nación

Su nombramiento a través del Decreto 68/2023 fue publicado hoy en el Boletín Oficial. Contador Público egresado de la UBA en 1969, fue hasta hace unos días mano derecha de Claudio Belocopitt en Swiss Medical Group, donde estuvo desde el año 2005. El mismo Belocopitt que hace unas horas confirmó que aumentará la cuota mensual de su prepaga en un 50%, gracias al nuevo DNU que beneficia, precisamente, a empresas como Swiss Medical.

Además, es coordinador del Foro de Convergencia Empresarial. y fue Presidente y Director de IDEA. Previamente se desempeñó como Gerente General y Vicepresidente Segundo de Argencard SA, Director y Chief Financial Officer de The Exxel Group, Presidente de Interbaires SA, Vicepresidente de Edcadas SA y director de Supermercados Norte SA, Fargo SA, Havanna SA y otras compañías del grupo.

También fue Director General del Centro de Estudios Científicos y Técnicos (CECYT), Presidente de la Comisión de Estudios sobre Contabilidad de Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Presidente del Instituto Técnico de Contadores Públicos, Asesor de la Comisión Nacional de Valores y Miembro de la Comisión de Normas Contables y de las Sociedades de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Ejerció la docencia en la UBA y la UCA.

Entrevistado por Futurock en julio de este año, en su calidad de CEO de Swiss Medical Group y Coordinador del Foro de Convergencia Empresarial, manifestó: «Algunas de las cosas que dice Milei son razonables, pero no dice cómo ni con quién lo va a hacer«.

Foto modificada, no es real

Foto modificada, no es real

Por Tomás Palazzo-EO