Baires Para Todos

Detuvieron a Diego Hernán Dirisio, el mayor contrabandista de armas de Sudamérica

Con una alerta roja de Interpol, fue atrapado en Córdoba. Su pareja, la exmodelo paraguaya Julieta Nardi, también fue detenida.

Una extensa investigación realizada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y en el marco de cooperación interancional, derivó en que efectivos de la División Investigaciones Federal de Fugitivos y Extradiciones detuvieron en la ciudad de Córdoba este viernes al empresario Diego Hernán Dirisio y a su pareja, la exmodelo paraguaya Julieta Nardi, por una causa de tráfico de armas y lavado de dinero. Dirisio es considerado el mayor contrabandista de armas en Sudamérica.

Sobre ambos pesaba el pedido de captura internacional con notificación Índice Rojo a solicitud del Segundo Juzgado Federal Criminal de la Sección Judicial del Estado de Bahía, República de Brasil, por el delito de “Tráfico Internacional de Armas, Lavado de Dinero y Organización Criminal”.

Detención de Diego Hernán Dirisio. (Gentileza ABC Noticias)
Detención de Diego Hernán Dirisio. (Gentileza ABC Noticias)

Los hechos investigados por la justicia brasilera determinaron que el involucrado junto a su pareja formaban parte de una maniobra criminal que culminó con la internalización de armas de fuego en territorio brasileño, según consignaron fuentes de la cartera de Seguridad encabezada por Patricia Bullrich.

estas maniobras se materializaron con Dirisio cumpliendo la función de presidente de una empresa dedicada al comercio de armas de fuego y su pareja como vice de dicha firma. De este modo, habrían conformado un esquema criminal articulado que se dedicaba al tráfico internacional de armas.

Cuál era la ruta del contrabando de armas

El armamento importado por la empresa era adquirido en Croacia, Turquía, República Checa y Eslovenia, llegando a Paraguay de forma legal. A partir de aquí y producto de maniobras ilícitas, las ingresaban a Brasil.

Los giros de dineros y pagos de fondos eran enviados desde Paraguay a un cambista en Kansas, EE.UU., el cual desviaba los mismos hacia Europa con el fin de concretar los pagos por los cargamentos recibidos. La tramitación de la importación era llevada a cabo por la Dirección de Materiales Bélicos en Paraguay, la cual también se vio afectada a la investigación ya que su máximo responsable habría pasado por alto algunos estándares de control, para facilitar tanto la entrada como la salida del país del armamento suministrado por dicha firma.

El contrabando de armas, desde Paraguay (imagen ilustrativa).
El contrabando de armas, desde Paraguay (imagen ilustrativa).

Desde el año 2012 la empresa importó 25.000 armas que supuestamente fueron vendidas en Paraguay, pero fueron desviadas hacia los grupos terroristas PCC y el Comando Vermhelo, indicaron desde el Ministerio de Seguridad.

Los lotes de armas los adquiría un tercero, quien era el que tenía contacto con los grupos en Brasil, el cual para justificar las supuestas transacciones hacían pequeñas ventas de dos a tres armas a personas que no tenían capacidad financiera, muchas de ellas, empleados, jornaleros o estudiantes.

Cómo se produjo la detención del contrabandista

Para que los pagos no pudieran ser rastreados, la organización criminal hacía uso de “doleiros”, cambistas informales que operaban interconectados entre Paraguay y los Estados Unidos. Finalmente, antes de ser enviadas a Brasil, en Ciudad del Este se les borraban los números de serie a las armas, con el fin que no sea trazable la ubicación anterior del armamento.

Detención de Diego Hernán Dirisio. (Gentileza ABC Noticias)
Detención de Diego Hernán Dirisio. (Gentileza ABC Noticias)

Con estos datos, tras extensas tareas de inteligencia y fruto del fluido intercambio de información con Interpol Brasilia y en colaboración con agentes de la Unidad Operativa Federal (Duof) de Córdoba, personal de Interpol Buenos Aires logró identificar a los prófugos en la capital cordobesa. Allí se dirigieron los efectivos y luego de vigilancias encubiertas, lograron detenerlos.

Interviene el Juzgado Federal N° 2 de Córdoba a cargo del Dr. Alejandro Sánchez Freytes y la Secretaría Penal a cargo de la Dra. Josefina González.