Baires Para Todos

Denuncian la película de Pampita ante el FBI por una polémica escena

Una periodista estadounidense se hizo eco de los reclamos que usuarios indignados le hicieron a Netflix por transmitirla, y denunció la película ante el FBI y el Departamento de Justicia.

Desde de que el filme Desearás al hombre de tu hermana, –la película que protagonizó Carolina “Pampita” Ardohain con Mónica Antonópulos, Juan Sorini y Andrea Frigerio- se incluyó en Netflix, esta cinta se replicó en todo el mundo. Y ahora,a casi 9 meses de su estreno, algunos medios internacionales y varios espectadores dicen que la película contiene una escena de pornografía infantil y acusan al gigante del streaming de incluir el producto en su listado.

En la polémica escena aparecen dos niñas en una habitación. Una de ellas (Ofelia), juega con un almohadón entre sus piernas, al imitar a un jinete que ve en la televisión. Luego, esta escena en cuestión toma un giro sexual ya que el propio personaje, minutos después, cuenta: “El día que tuve mi primer orgasmo conocí el efecto de los barbitúricos, mamá me diagnosticó epilepsia y me medicó sin dudarlo. Sus pastillas borraban todo, pero nada borró ese primer ardor”.

El afiche promocional.

El afiche promocional.

Este escándalo se produjo luego de que el sitio estadounidense PJ Media publicada un artículo donde denuncia a Netflix por incluir en su catálogo un filme que reproduce “un contenido ilegal”. De este modo, la periodista que firmó la nota avisó que realizó dicha denuncia ante el FBI y el Departamento de Justicia estadounidense porque el filme muestra “pornografía infantil”.

“Cualquiera que lo comparta debe ser consciente de que es un delito hacer circular pornografía infantil, incluso si está tratando de obtener ayuda para el niño. Cualquier distribución adicional revictimiza al niño, y debido a eso, PJ Media no compartirá el video o las fotos de la película que muestran las caras de las víctimas. Lo único que el público puede hacer es informarlo a la autoridad”, dice la periodista que radicó la denuncia, al finalizar su artículo.

A su vez, algunos espectadores volcaron su enojo en Twitter, para compartir su disgusto y para pedir que Netflix elimine la película de su catálogo y comience una investigación.

“@Netflix ¿Por qué ofrece pornografía infantil? #Desire @FBI @TheJusticeDept invesigue por favor,” tuiteó un usuario. “Es ilegal transmitir pornografía infantil. @Netflix está bajo investigación por hacerlo. Me alegro de haber cancelado mi suscripción hace 2 meses”, escribió otro.

De acuerdo con la Sección 2256 del título 18 del Código de los Estados Unidos, la pornografía infantil es “cualquier representación visual de una conducta sexualmente explícita que involucre a un menor (alguien menor de 18 años de edad)”.

Desde que el filme se estrenó en Argentina, se generó todo tipo de opiniones, a favor o en contra. Pero nunca se apuntó a que este filme reproduce pornografía infantil. Asimismo, también se generó polémica cuando esta película dirigida por Diego Kaplan -basada en el libro de Erika Halvorsen- fue catalogada por la Comisión Asesora de Exhibiciones Cinematográficas (CAEC) como apta sólo para mayores de 18 años.

Prohibida para menores de 18.

Prohibida para menores de 18.

Al respecto, el año pasado, Mónica Antonópulos fue determinante y volcó su indignación en su cuenta de Instagram junto a una foto del afiche publicitario del filme. “Esto es increíble, reflejo de la hipocresía: violaciones, violencia de todos los colores, maltratos no son prohibidos, pero el despertar sexual de dos niñas es un escándalo, el sexo contado desde la mujer en el 2017 es prohibido para menores de 18. Cuando la oferta de la mujer como deseo de objeto es aplaudida. Es una sociedad que pondera la masturbación cerebral, ver una mujer disfrutar es prohibido, su libertad molesta, en la sociedad patriarcal la mujer es objeto. Abstenerse caretas, pacato”, dijo.

Y siguió: “El sexo contado desde la mujer en 2017 es prohibido para menores de 18 cuando la oferta de la mujer como deseo de OBJETO es aplaudida. Es una sociedad que pondera la masturbación cerebral. Ver a una mujer disfrutar es prohibido, su libertad molesta, en la sociedad patriarcal la mujer es objeto. Abstenerse caretas, pacatos!”.

Esa misma imagen fue comentada por la autora antes mencionada, quien opinó: “Películas con violaciones son aptas para 13 años. Aquí lo amenazante es mostrar que las mujeres gozan. Descubrieron que una mujer conectada con su propio deseo será difícil de someter”.