Baires Para Todos

Demasiadas opciones de tarifas de la luz causan incertidumbre en Grecia

A partir de 2024, los consumidores griegos se enfrentarán a un nuevo sistema de fijación de precios de la electricidad. Por primera vez, tendrán que elegir entre una tarifa fija y una tarifa variable, algo que ha causado gran incertidumbre para muchos.

Entre los propósitos de Año Nuevo de los griegos hay uno que se repite para toda la población. Se trata de la factura de la luz. En 2024, se introducirá un nuevo sistema de fijación de precios de la electricidad por primera vez en el país, una decisión que obligará a los griegos a elegir entre cuatro colores: azul, amarillo, verde o naranja. Cada color representa un contrato de tarifa fija o variable. 

“Aún no lo he decidido. La verdad es que los proveedores de electricidad no nos ayudan a elegir. Nos dan poca información. Los precios finales aún no se conocen. Elijas lo que elijas, es arriesgado”, dijo a Euronews una joven de Atenas. 

El año que viene ya no habrá subsidios a las facturas de luz para los griegos. Después de alcanzar niveles récord en 2022 y 2023, la mayoría de los analistas creen que los precios mayoristas de la electricidad en los mercados internacionales bajarán en 2024. Sin embargo, los consumidores de Grecia han perdido toda la esperanza de ver una bajada de precio en sus facturas.

Temen que la transición energética subirá los precios

Las regulaciones pueden mantener altos los costos de la luz a pesar de la caída de los precios mundiales de la energía. Muchos de los griegos temen que la transición verde encarezca los precios de la electricidad y que el coste será trasladado al consumidor final. 

Algunos analistas dicen que la búsqueda del proveedor de electricidad más barato será parecida a la búsqueda de la gasolinera más barata: las diferencias en los precios finales serán pequeñas, mientras que el costo global se verá inflado por los altos impuestos y gravámenes.

En Grecia, el precio al productor de energía es el más alto de la Unión Europea, casi el doble del promedio de la UE. El costo de la luz supone una carga adicional para los hogares griegos que luchan contra una alta inflación y precios disparados de todos los productos básicos.

Por Symela Touchtidou-EN