Baires Para Todos

Decenas de empleados del CONICET hicieron fila para saber si fueron despedidos

Durante la mañana de este miércoles y con presencia policial, los trabajadores debieron formar una fila bajo la lluvia para corroborar uno por uno su continuidad en el organismo.

Bajo un largo despliegue policial, en la mañana de este miércoles 3 de abril, los trabajadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) asistieron a la sede de Buenos Aires e hicieron una gran fila bajo la lluvia para saber si fueron despedidos o no de su labor. Las imágenes de la gente esperando en las oficinas del organismo ubicadas en CABA, no tardaron en viralizarse.  

En medio de una crisis política, social y económica profunda, sumado a una serie de medidas de ajuste que impactan duramente en la población argentina y una notable disminución en el consumo, el Gobierno acelera los despidos masivos de trabajadores estatales, sin distinción de sus responsabilidades laborales.

Despedidos masivos en organismos estatales 

Desde ATE denunciaron un despliegue policial inusitado en las instalaciones del CONICET dedicado a la promoción de la ciencia en Argentina. “Repudiamos el amedrentamiento contra los trabajadores“, señalaron. Es que de esta manera obligan a los científicos y científicas a formar una fila para corroborar uno por uno quiénes seguían perteneciendo al organismo. 

En paralelo, ATE se encuentra de paro. Se dio inicio a las 9 horas de este miércoles un plan de lucha contra lo que llaman “despidos masivos” de trabajadores en el sector público que fueron notificados durante el fin de semana extra largo y que habría alcanzado, según denunció el gremio, a más de 11.000 trabajadores en todo el país.

A través de la red social X, se viralizó una serie de videos y fotos donde evidencia esta escena.

Comunicado del CONCIET

A fines de marzo pasado, la entidad científica a nivel nacional había publicado un comunicado. “Contamos con 1.600 empleados administrativos y técnicos que son esenciales para el normal funcionamiento de las Carreras de Investigador, de 12.150 miembros; del Personal de Apoyo, de 3.050 miembros; y de 10.900 personas que con becas doctorales y posdoctorales se forman en tareas de investigación científica y tecnológica, que constituyen el futuro de la ciencia nacional y del desarrollo federal del país“, afirmaba.

El documento reclamaba que “todos los agentes cesanteados sean reincorporados dado que su baja no se debió a defectos en su contratación”, lo cual no ocurrió. A esta información se sumó el recorte de un 60 por ciento en las becas de investigación, que es una cifra oficializada por el Gobierno.