Baires Para Todos

Crimen del peluquero en Recoleta: se conoció un nuevo video donde se ve al asesino persiguiendo al dueño

En la grabación se puede ver Abel Guzmán con un arma tras el ataque a Germán Medina. Todavía sigue prófugo.

En las últimas horas se conocieron nuevas imágenes posteriores al crimen del peluquero Germán Medina en Recoleta. Una cámara de seguridad ubicada dentro del local muestra al asesino, Abel Guzmán, persiguiendo al dueño tras el ataque.

Al comienzo de la grabación -que dura casi dos minutos- se puede ver al propietario del local, Facundo Verdini, esconderse detrás de un guardarropas. Instantes después, aparece Guzmán tras sus pasos.

Sin embargo, el atacante entró solo cinco segundos y luego se retiró de la escena, mientras Verdini siguió escondido con temor a que le pudiera hacer algo.

El momento en el que Facundo Verdini se esconde en una parte de la peluquería. (Foto: captura TN)
El momento en el que Facundo Verdini se esconde en una parte de la peluquería. (Foto: captura TN)

Sobre el final del video, apareció en esa parte del local el empleado que ayudó a Guzmán a escapar por la ventana. Por lo que se puede apreciar, le avisó a Verdini que ya se había ido.

Luego de comunicarle sobre la huida del atacante, que todavía sigue prófugo, salió por la puerta tomándose las dos manos con la cabeza, mientras que Verdini fue detrás de él hablando por teléfono.

La hipótesis que maneja la Justicia detrás del crimen del peluquero

Los investigadores estiman que el peluquero Abel Guzmán habría asesinado al colorista Germán Medina, su compañero de trabajo, por “un problema que tenían con el formol”. La hipótesis surge de todas las declaraciones testimoniales que tomó el fiscal de la causa,Patricio Lugones.

Los testigos contaron que Guzmán y Medina tenían una mala relación laboral. Según recabaron los agentes, la víctima le había avisado al dueño, Facundo Verdini, que el acusado utilizaba formol con las clientas, un producto que está prohibido por su alto grado de toxicidad.

Abel Guzmán se rapó la cabeza horas antes del crimen. (Foto: X / @Merlo_Real)
Abel Guzmán se rapó la cabeza horas antes del crimen. (Foto: X / @Merlo_Real)

El dueño del local bajó de categoría como colorista al acusado de asesinato y puso a la víctima en su lugar. Los investigadores creen que este habría sido el motivo que desencadenó el crimen.

Por otra parte, investigan si el acusado sabía tirar, ya que en las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local, se lo ve con una postura firme ejecutando un disparo certero.