Baires Para Todos

Condenaron al capo narco que intentó traficar 1600 kilos de cocaína para el mundial de Qatar

José Daniel Sofía fue sentenciado junto a otros siete miembros de su banda por un tribunal federal de Rosario por la insólita maniobra que lideró en agosto de 2022

En agosto de 2022, José Daniel Sofía, alias “El Tano”, traficante de carrera, intentó una de las jugadas narco más audaces de la historia reciente: mover 1600 kilos de cocaína disimulada en alimento balanceado. El presunto destino final: Dubai.

La Dirección General Antidrogas Hidrovías del Paraná de la PFA- que depende de la Superintendencia de Drogas Peligrosas- y el área de narcocriminalidad de la AFIP/Aduana, halló la droga en Rosario, dentro de seis contenedores, entre 150 toneladas de pellets de maíz, un truco que se repite cada vez más en los últimos tiempos. La sospecha era obvia: el lote serviría para alimentar los apetitos para el Mundial de Qatar.

La droga, dividida en 680 panes, con los sello de las célebres marcas de carteras Gucci y Louis Vuitton, podría alcanzar, por lo menos, un valor de 450 millones de dólares en el mercado europeo, en términos de mayorista dealer. Su valor en Medio Oriente -con restricciones mucho más fuertes y mayor distancia de tráfico- podría haber sido ser el doble o más. Hubo 12 detenidos en aquella redada, en un expediente en ese entonces a cargo del Juzgado Federal de Campana.

Hoy viernes, 9 de ellos fueron condenados a penas de prisión. Sofía recibió la pena de once años, en un proceso a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 de Rosario, con los jueces Eugenio Martínez Ferrero, Osvaldo Facciano y Mario Gambacorta. La acusación fue formulada por los fiscales Federico Reynares Solari y Matías Scilabra, fiscal federal de la Regional NEA de la PROCUNAR.

Su hijo Gastón, “El Tanito”, arrestado junto a él, recibió la pena de tres años de ejecución condicional.

La PFA con la droga incautadaLa PFA con la droga incautada

Los otros detenidos fueron identificados como Marco Rodrigo Páez, Lucas Eduardo Hitters, Gabriel Nicolau, Oscar Rossi y Fabio Crucianelli.

Nicolau se llevó la pena más dura, con doce años de rejas. Páez, diez años; Hitters, ocho, Crucianelli, seis, Rossi, otros siete.

Sofía, de 57 años, era el más conocido de todos, una figura repetida en las crónicas narco recientes. Fue procesado por amenazar en 2018 a la jueza Sandra Arroyo Salgado y se lo investiga por los asesinatos de su ex chofer y la pareja del chofer. Estaba vinculado según un artículo de Clarín a Gustavo Sancho, otro pesado de San Martín. La amenaza, según documentos judiciales consultados por este medio, fue realizada en el marco de una causa en la que estaba imputado Sancho. En 2018, según la acusación en su contra, llamó al Juzgado Federal N°1 de San Isidro para decir: “O liberan a todos o a la jueza le va a pasar como a Nisman”. También incluyó en su presunta amenaza a las hijas del fiscal. La Cámara de San Martín dispuso su falta de mérito y su libertad en febrero de 2020. “Zafó de muchas”, dice una alta fuente en la Justicia federal.

De vuelta a los 1600 kilos, “”El Tano’ Sofía supuestamente se vinculó con una serie de españoles y colombianos que envían cocaína a Dubai”, aseguraba a mediados del año pasado un investigador clave a Infobae.

El galpón de la zona de Empalme Graneros donde se halló la drogaEl galpón de la zona de Empalme Graneros donde se halló la droga

El dato para detectar la carga llegó a través de un cruce de causas en la Justicia federal. Una de ellas tiene una historia paradigmática para los tiempos. Ocurrió en marzo de 2022. El principal imputado fue Bodizar Ratkovic, con largos antecedentes en el país. Intentaron, según la imputación en su contra, mover 165 kilos a Europa en un buque de la naviera Grimaldi, también disimulado en cereales.

De vuelta a la causa del hallazgo en Rosario, el buque para mover los pellets de maíz con la droga todavía no había sido contratado: no había destinación declarada. Se giró efectivamente dinero desde España para importar los pellets, según fuentes del caso y se halló una factura, pero no se oficializó el destino. También, se identificó a una empresa de logística en España, que la trasbordaría a Dubai.

El nombre de un argentino con domicilio en Puerto Madero, ligado a las finanzas de la banda, también sobrevoló el expediente.

José Daniel Sofía, “El Tano”