Baires Para Todos

Con elogios a Kravetz, Jorge Macri presentó al comisario general Kisch como nuevo jefe de la Policía porteña

El titular saliente de la fuerza continuará como secretario de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, tras haber ejercido un doble rol desde diciembre.

Con elogios a Diego Kravetz, quien desde diciembre pasado ejerció el doble rol de secretario de Seguridad y titular de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri puso este viernes en funciones al comisario general Pablo Kisch como nuevo jefe de la fuerza porteña.

“Este es un día muy importante, porque marca el logro de un camino recorrido y el punto de partida de una nueva etapa. Siempre el cambio de una cúpula se da generalmente en el marco de un conflicto o de una crisis. Y en este caso no es así. Esta semana tenemos alegría, porque tuvo como hito la detención del peluquero Abel Guzmán”, señaló el jefe del Gobierno porteño al aludir al homicida del colorista Germán Medina en una peluquería del barrio de Recoleta.

“Desde que asumimos, tomamos una responsabilidad y un objetivo muy importante: que todos los porteños y quienes nos visitan lo puedan hacer seguros y de manera  tranquila. Lo venimos haciendo con mucho compromiso”, indicó.

En la sede policial de Barracas, el jefe de Gobierno agradeció y felicitó a Kravetz, quien continuará en su cargo de secretario de Seguridad, al señalar que “su experiencia y compromiso fueron fundamentales en esta etapa de transición que atravesó la Policía porteña”.        

Macri, acompañado por Kravetz y el ministro de Seguridad, Waldo Wolff, subrayó que la Policía de la Ciudad está ingresando en una nueva etapa que requiere dotar al cuerpo de estrategia, liderazgo y modernización. En esa línea, destacó la trayectoria del comisario Kisch.

“La Jefatura vuelve a ser ocupada por un profesional, que, además, tiene un perfil muy comprometido con la tarea de investigación”, remarcó.

“Quiero agradecer y destacar a todos y cada uno de los efectivos de la Policía que durante estos seis meses me brindaron su confianza e hicieron un enorme trabajo, garantizando la seguridad de los porteños. Fue un honor y un orgullo haber estado internamente al frente de la mejor fuerza de seguridad del país. Voy a seguir trabajando desde la secretaría codo a codo, y en la calle, con cada uno de ellos”, afirmó Kravetz.  

Además de Kisch, también asumieron sus funciones el comisario mayor Jorge Azzolina como subjefe de la Policía porteña, y Diego CastelóFabio Mesiano y Juan Gómez en las Superintendencias de Protección de Barrios, de Investigaciones y de Orden Urbano, respectivamente.