Baires Para Todos

Comienzan cruces entre Milei y Caputo, mientras postergan subas de tarifas para evitar que repunte la inflación

El Presidente está preocupado porque sabe que siete cada diez argentinos la está pasando mal y todos los números de la economía son negativos

El presidente Javier Milei y el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo comenzaron a tener algunos roces internos porque la recesión desgasta políticamente a Las Fuerzas del Cielo. Es por eso que ambos decidieron abandonar la estrategia del “shock”, defendida por el Presidente, moderar el ajuste fiscal, y adoptar una dosis de gradualismo, aunque esa es una mala palabra en Balcarce 50.

Según pudo saber iProfesional, eso se tradujo en que postergaron las subas de tarifas en el transporte de pasajeros, de trenes y de gas que estaban previstas entre marzo y abril y las patearon para mayo o junio.

Con ello, además, buscarán evitar que en marzo la inflación salte por encima del 15% y eso se repita en abril. “Ahora la idea es cuidar el índice de precios al consumidor IPC, porque la gente está cansada de la inflación y no da más con los aumentos”, señaló a iProfesional una alta fuente oficial.

La principal crítica que Milei le hace el ex presidente Mauricio Macri es haber aplicado el gradualismo en el ajuste fiscal, lo cual lo obligó a recurrir a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en 2018 para obtener 55.000 millones de dólares y asumir el déficit cuando los mercados se cerraron.

Paradojas de la historia, ahora Milei, en una crisis inflacionaria que acumuló el 71,3% de suba de precios entre diciembre (25,5%), enero (20,6%) y febrero (13,2%), quiere evitar que no trepe aún más en marzo y abril y, por lo tanto, aplicará un escalonamiento en los aumentos de tarifas en medio de una negociación con el FMI por el desembolso de 15.000 millones de dólares.

Con ello, Milei quiere salir del cepo cambiario, recibir los dólares de la cosecha y buscar el rebote de la economía en “V” como anticipó hace unas semanas. Esto es una recuperación abrupta luego de una caída pronunciada. Pero con la recesión y la caída de todas las variables, la “V” ya está en duda y se debate si será una “U” o una “L”.

Al postergar las subas de tarifas, buscarán evitar que en marzo la inflación salte por encima del 15%

El Presidente acordó con Caputo dosificar los aumentos de tarifas

“El Presidente es consciente de que 7 de cada 10 argentinos están peor que cuando él asumió, pero valora que todavía se mantiene la esperanza. Pero el día que eso se rompa, es muy difícil levantarlo”, explicó un funcionario de la Casa Rosada.

Por eso, acordó con Toto Caputo dosificar los aumentos de tarifas. Sin embargo, algunas fuentes del Gobierno aseguran que ya comenzaron los roces internos, por ahora sutiles, entre el Presidente y el ministro de Economía, porque la actividad de la economía real se desplomó, las ventas en los supermercados cayeron en febrero el 8,3%, y también en los sectores de la construcción y la vestimenta.

“Cuando las cosas no funcionan, empiezan los cuestionamientos y si el plan no anda, Milei culpará al ministro de Economía“, anticipan en fuentes libertarias. Además, no se vislumbran por ahora inversiones nuevas pese a todas las medidas en favor del mercado.

La semana última, Caputo intentó convencer a la industria de alimentos, medicamentos y supermercados de bajar los precios porque habían subido de acuerdo a una expectativa de devaluación de 2.000 pesos por dólar. Pero la devaluación finalmente se quedó en casi la mitad.

Pero los precios continúan altos y los alimentos en la Argentina son más caros que en Estados Unidos, Europa o cualquier país de América Latina medido en dólares. Finalmente, la dolarización no implicó ganar en dólares, sino pagar en dólares y más caro. Es por eso que Caputo anunció la apertura de importaciones de alimentos y medicamentos.

El ministro de Economía publicó un posteo en la red X donde anunció que desde el mes próximo los alimentos locales “van a tener que competir contra productos importados”.

La semana pasada, Caputo anunció la apertura de importaciones de alimentos y medicamentos

Por eso, Milei y Caputo decidieron además postergar las subas de tarifas, moderar el ajuste y abandonar la política de “shock” aunque sin anunciarlo públicamente. Postergaron el aumento de transporte público, colectivos y trenes, en el Área Metropolitana (AMBA), y congelaron la suba en las tarifas del gas con la quita de subsidios a hogares. Sin anunciarlo públicamente, aceptaron una moderación del ajuste.

Caputo no aplicará la suba de 36,6% en trenes y colectivos desde abril próximo. En principio, la suba solo se aplicará a quienes no hayan normalizado la tarjeta SUBE. Estos pagarán entre 429 y 588 pesos el boleto. Para el resto se aplicará la suba fijada en febrero.

Por qué la inflación de marzo podría acercarse más al 13%

Según el estudio de la consultora C&T, la inflación de marzo podría acercarse más al 13% que al 14% previsto originalmente. De todas maneras, estaría lejos de la inflación de un dígito que pretendían Caputo y Milei para el mes.

En caso de haber aplicado el aumento del 36%, el boleto mínimo de 270 pesos y 130 en trenes habría aumentado a 368,82 para los primeros y 177,58 para los segundos.

Caputo también resolvió dejar sin efecto la suba de tarifas del gas que se había aprobado en una audiencia pública de enero último. El ministro lo decidió en pocas horas porque hasta la semana última estaba vigente.

En parte, también, la suspensión de los aumentos obedece a que pudo anunciar el superávit financiero en febrero y buscará utilizarlo para apaciguar el malhumor social que está generando la inflación. Los aumentos, por ahora, no llegarán en abril, sino en el mes de mayo y de ese modo buscará compensar el malestar en las Pymes y en muchos sectores que sienten la caída en ventas o el freno a la obra pública.

Por Mariano Obarrio-IP