Baires Para Todos

Cascos azules argentinos: ¿cómo es el exigente entrenamiento que reciben quienes luchan por la paz?

Para participar en las misiones de paz de la ONU, en las que hay argentinos desplegados, los efectivos de las Fuerzas Armadas deben aprobar una severa capacitación en un prestigioso centro de entrenamiento.   

En este momento hay militares desplegados en 12 misiones de paz diferentes en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esos hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas argentinas operan en lugares como ChipreSahara OccidentalLíbanoIsraelIndiaPakistán y Siria

Pero antes debieron aprobar una serie de capacitaciones y requisitos exigidos por la ONU y por las FF. AA. En algunos casos, el entrenamiento lleva meses de preparación.

Para conocer en detalle el tipo de preparación y el lugar de instrucción, DEF visitó el Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (CAECOPAZ), un prestigioso organismo reconocido a nivel mundial (hasta por la misma ONU) que funciona bajo la órbita del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas

“Nuestra calidad en la formación, experiencia en las misiones de paz y las facilidades de las instalaciones es lo que más nos representa”, resume su director, el coronel Ignacio Oscar Ortiz. 

Cascos azules, entre la guerra y la paz

“El mantenimiento para la paz no es un trabajo para soldados, pero solo los soldados saben hacerlo”, dicen desde CAECOPAZ. La frase citada, explican, pertenece a Dag Hammarskjöldsecretario general de Naciones Unidas (ONU) en la década del 50, y resume el paradójico desafío que deben enfrentar los efectivos militares que, por razones de servicio, son destinados al centro para dictar los diferentes cursos que exige la ONU a quienes deben ser desplegados en sus misiones alrededor del mundo. 

El coronel Ignacio Oscar Ortiz es el director del Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (CAECOPAZ).

En los adiestramientos participan oficiales, suboficiales y soldados del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Argentina y, en poco tiempo, deben convertir a esos individuos, preparados y adiestrados para la Guerra, en efectivos capaces de mantener la paz. 

En palabras del coronel Ortiz, las Operaciones de Paz poseen distintas etapas. En términos generales, se podría decir que la primera se concentra en la imposición de la paz. Luego, además de mantenerla, hay que construirla

“Estamos presentes en la etapa de mantenimiento de la paz”

“Nosotros siempre estamos presentes en la etapa de mantenimiento de la paz”, cuenta el oficial, al tiempo que específica que el momento de imposición está relacionado con una cuestión de fuerza.

“Sucede cuando dos países hacen un cese del fuego. Entonces, se firma un memorándum, se hace la carta de entendimiento y se establece una línea, para ello podrían basarse en un río, por ejemplo”, comenta.

Considerando esa línea, la desmilitarización ocupa 2 km de un lado y otros 2 del otro. Entonces, los efectivos de nuestras FF. AA. se despliegan en ese terreno, en el marco de la ONU, con el objetivo de controlarlo: “Es, por ejemplo, lo que venimos haciendo en Chipre desde hace unos años”. 

“Cuando ese límite geográfico está establecido, recién en ese momento Argentina puede participar con tropas a partir de una invitación de Naciones Unidas”, aclara Ortiz.

Hasta el momento, nuestro país participó en 17 misiones alrededor del mundo. De hecho, en el presente la ONU tiene 12 de ellas activas y Argentina está en 9: ocho con personal de las FF.AA. y una con efectivos de Gendarmería Nacional. 

Un detalle: a lo largo de la historia de la ONU se registraron más de 4 mil fallecidos en este tipo de acciones. “Nosotros tenemos 27 muertos17 del Ejército 10 de Gendarmería”, cuenta Ortiz.

Entre ejercicios simulados y la presencia de actores

Para que el entrenamiento que reciben los futuros “Peace Keepers” (como se conoce en el ámbito militar y de la ONU a quienes se despliegan en este tipo de misiones) se asemeje a la realidad y los efectivos puedan contar con experiencias cercanas a lo que les tocará vivir en las operaciones, en CAECOPAZ cuentan con “role players” (actores), vehículos y hasta bases simuladas

Justamente, el nivel de detalle con el que realizan las actividades lleva a que este centro argentino sea uno de los de mayor excelencia en la región.

“En 1958 comenzamos con la primera misión y, de ahí en adelante, siempre participamos en las distintas operaciones. Recién en el año 1995 se creó este centro”, comenta Ortiz. En aquel momento, el organismo operaba bajo la órbita del Ejército Argentino y se enfocaba exclusivamente en preparar al personal de esa fuerza.

Sin embargo, en aquellos años no era el único lugar de estas características en el continente. Un año antes, Canadá había creado uno propio, pero cerró y hoy es el centro más antiguo de América

Cabe tener en cuenta que, por aquellos años, Argentina envió a miles de efectivos para participar de distintas misiones en lugares como Croacia, Chipre y Kuwait. Por entonces, cada contingente rondaba los 900 hombres. Más adelante, se sumó Haití.

Un detalle: desde que el centro de entrenamiento argentino abrió sus puertas, fue visitado por varios secretarios generales de Naciones Unidas. Ello da cuenta de la relevancia de CAECOPAZ en el marco de la ONU. 

“A nuestra misión la podemos resumir en capacitar, adiestrar, evaluar y apoyar” 

Fue recién en el 2001 que, por una resolución ministerial, CAECOPAZ pasó a instruir a los efectivos de todas las Fuerzas Armadas. 

Diez años después, el mismísimo Ban Ki-moon, como secretario general de Naciones Unidas, se dirigió a CAECOPAZ. “Hacía poco que había ocurrido el terremoto en Haití, en el que había fallecido el jefe de esa misión, Hedi Annabi. Así que se tomó la decisión de llamar con su nombre a nuestra Plaza de Armadas y Ban Ki-moon vino a colocar una placa”, relatan.

En palabras de Ortiz, la historia de CAECOPAZ es la base que les permite contar con experiencia y profesionalismo: “El año que viene se conmemora nuestro 30 aniversario. A nuestra misión la podemos resumir en capacitar, adiestrar, evaluar y apoyar”. 

¿Cómo es el entrenamiento que reciben los cascos azules en CAEOPAZ?

“Acá evaluamos al personal que será desplegado por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas. Los certificamos de acuerdo con las misiones que van a desarrollar y apoyamos el adiestramiento de los contingentes. Ahora estamos trabajando con el que irá a Chipre”, dice Ortiz, y agrega que las instalaciones cuentan con todas las facilidades necesarias para alojar a centenares de hombres y mujeres durante un período de tiempo. 

En esa línea, el director de CAECOPAZ detalla que poseen un parque automotor, un comedor, un ambiente urbano y una base de la ONU recreados, una sala de conferencias, un simulador de tiro, y aulas de desminado e idiomas. “Otro factor es que, a tan solo unos pocos minutos, contamos con apoyo de vehículos mecanizadosaviación, un hospital y materiales de ingenieros”, añadió. 

Esa infraestructura es crucial para el complejo entrenamiento que reciben los futuros cascos azules. Por ejemplo, en el aula de desminado tienen materiales y equipos para adquirir el conocimiento vinculado a la precaución de artefactos explosivos (improvisados o remanentes de guerra). Un aprendizaje vital para el personal que será desplegado en el territorio. Una vez que los cursantes adquieren la teoría específica, pasan a ponerla en práctica en el terreno. 

Otra materia cuya especificidad requiere de una capacitación especial es aquella vinculada con el control de disturbios. Por eso, a los cursantes les enseñan sobre los distintos tipos de disuasivos químicos y sus efectos en una instancia en la que interviene el personal de la Policía Federal Argentina (PFA).

La instrucción es tan detallada que hasta brindan un curso de manejo vehicular, ya que, en muchos de los países donde los efectivos son desplegados, deben hacerlo del lado derecho. 

“Todos nuestros instructores tienen, como mínimo, una misión de paz”

Además de instructores propios, para los cursos, reciben el apoyo de efectivos de la Policía Federal y cuentan con instructores (que rotan anualmente) de países como BrasilChileUruguay y Brasil

“Naciones Unidas nos regula en lo que es educación”, dice Ortiz, al tiempo que explica que uno de los valores agregados más importantes con los que cuentan es la experiencia: “Todos nuestros instructores tienen, como mínimo, una misión de paz. Entonces, cada vez que exponen, tienen sobre sus espaldas sus vivencias. Eso es invaluable y es lo que nosotros no queremos perder”.

Obviamente, el personal tiene que conocer a fondo los reglamentos y la doctrina que maneja la ONU en materia de operaciones de paz. De hecho, la organización mundial debió certificar algunos de los cursos brindados en Campo de Mayo. Eso permite que, si existe algún país sin centro de entrenamiento, sus efectivos puedan acudir a CAECOPAZ.

En detalle, la instancia previa a un despliegue en el exterior

En CAECOPAZ se enfrentan a una paradoja: deben transformar a un militar adiestrado para combatir en un soldado que lucha por la paz. Detrás de este oxímoron, se esconde un entrenamiento tan exigente como prestigioso. 

“Nos ayuda muchísimo la disciplina. Y, para llevar a un efectivo preparado para la guerra a pelear por la paz, contamos con una metodología. Por un lado, tenemos módulos de entrenamiento básicos que exige Naciones Unidas. Además, contamos con materiales especializados para aquellos que cumplirán misiones como observadores u oficiales de enlace o que serán integrados a un staff, como sucede con los oficiales de operaciones o de inteligencia”, describe a DEF el director de CAECOPAZ. 

“Primero recibimos a un efectivo con entrenamiento militar. Es decir, no seleccionamos al personal, sino que simplemente recibimos un rol de combate y a los integrantes de una fuerza de tarea, desde el jefe hasta el último tirador”, cuenta. Los seleccionados para integrarla suelen pertenecer a una misma unidad militar y, en una primera instancia, empiezan a trabajar en su zona.

Cabe señalar que, en el presente, Argentina envía observadores militares a países como Israel, Líbano, Siria, India y Pakistán, pero también integra una fuerza de tarea en la Misión de Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP). 

La siguiente etapa de la capacitación sucede cuando toda la fuerza de tarea de cada uno de los elementos (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) se reúne en un punto para recibir instrucción: “Nosotros mandamos a nuestros equipos móviles. Por ejemplo, en este momento tenemos uno en Bahía Blanca. Básicamente, lo que hacen es fiscalizar que lo que se vio en esta etapa esté bien y, si es necesario, reorientar la instrucción”.

Además, en Campo de Mayo llevan adelante un curso destinado a quienes, por el puesto que ocuparán en el exterior, tendrán bajo su responsabilidad la instrucción.

El siguiente paso es el traslado a CAECOPAZ. “Es la etapa final. Este año se hará a partir del 22 de julio. Se alojan acá e iniciamos un ejercicio de evaluación para saber en qué nivel están. Además, sumamos instrucción vinculada a la misión. Finalmente, se realiza un nuevo ejercicio y los certificamos”, indica Ortíz.

Se estima que el primer vuelo con parte del contingente que operará en Chipre saldrá la primera semana de agosto. 

¿Qué otros cursos ofrece CAECOPAZ? 

CAECOPAZ también lleva adelante una variedad de capacitaciones, algunas abiertas al público. Por ejemplo, cuentan con un curso de inglés técnico destinado al personal que será desplegado en las operaciones de paz.

Además, brindan capacitaciones online de idiomas y entrenamientos a quienes se anotan para el resto de las misiones de la ONU en las que participa nuestro país. En esos casos, cada fuerza posee cupos y solo quienes aplican, y obtienen la mejor calificación, son los que viajarán. 

En sus instalaciones también ofrecen capacitación a los integrantes de la Fuerza Combinada Cruz del Sur; al personal de reservistas (quienes, posteriormente, serán los que asuman los roles y papeles necesarios para cada ejercicio y situaciones simuladas de una operación); y hasta un curso de Periodistas en Zonas Hostiles. Durante esta última capacitación, decenas de reporteros se instalan durante una semana en Campo de Mayo para recibir entrenamiento.

“Tenemos dos cursos certificados. Uno de ellos es el de observadores y el otro es el de predespliegue”, detalló el director de CAECOPAZ, y agregó: “Ahora estamos en proceso de certificación de los cursos de Protección Integral de Civiles, Coordinación Cívica Militar y de Oficial de Estado Mayor”.

La oferta completa es publicada en la página web del organismo: http://www.caecopaz.mil.ar

Por Patricia Fernández Mainardi-DEF