Baires Para Todos

Abrieron una causa paralela al caso Loan para investigar las presuntas amenazas y soborno a la tía Laudelina

Lo dispuso la jueza federal Cristina Pozzer Penzo, después de que Macarena, prima hermana del niño de 5 años desaparecido en Corrientes, identificara a un abogado como quien la conminó a que instalara la versión del accidente del menor.

La jueza federal Cristina Pozzer Penzo ordenó este martes la apertura de una causa paralela a la que investiga la desaparición de Loan Peña en la localidad correntina de 9 de Julio el pasado 13 de junio, en este caso por las presuntas amenazas que habría recibido la tía del niño de 5 años, Laudelina Peña, quien declaró que su sobrino fue atropellado y enterrado por el matrimonio integrado por los detenidos Carlos Pérez y María Victoria Caillava el mismo día del hecho.

La magistrada adoptó esa decisión tras tomar el domingo pasado declaración testimonial a Macarenala hija mayor de Laudelina, quien identificó al abogado José Codazzi como el hombre que las amenazó y las trasladó a la capital correntina para que su madre declarara ante un Juzgado provincial la versión del accidente como causal de la desaparición del pequeño.

Macarena, de 21 años, aseguró a la jueza que Codazzi les ofreció una casa y una moto para que instalaran esa versión y les dijo que, de lo contrario, por “orden de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ellas dos serían las próximas dos detenidas” en la causa. 

La joven destacó que, frente a esas amenazas, su madre decidió, “por miedo”, realizar esa falsa declaración. Además, indicó que Laudelina y ella fueron virtualmente “secuestradas” durante su estadía de dos días en la capital provincial.

Macarena y sus dos hermanos menores, así como Camila -esposa del primo hermano de Loan- y su hija, se encuentran alojadas en un hotel de 9 de Julio, custodiados por efectivos de la Gendarmería Nacional.A

Pozzer Penzo, además, pidió que Daniel “Fierrito” Ramírez, otro de los siete detenidos, facilite la clave para poder acceder a su celular, porque hubo intento fallidos de poder abrir ese teléfono con el sistema UFEd. 

Además, ordenó que se realice un cotejo de ADN entre los rastros biológicos encontrados en la camioneta del excapitán Pérez y su esposa, y la ropa que se incautó el viernes pasado en la comisaría 9 de Julio y que se supone fue utilizada por policías de la provincia de Corrientes para iniciar la búsqueda con perros entrenados.

A Pérez y Caillava, preliminarmente, la Justicia los considera los “cerebros” del rapto del menor, ocurrido en el Paraje Algarrobal, en las cercanías de 9 de Julio, después de que parte de la familia Peña y amigos compartieran un almuerzo en la casa de la abuela del pequeño.

Además de Laudelina, su esposo –Antonio Benítez-, PérezCaillava y Ramírez, están detenidos por esta causa la esposa de este último, Mónica Millapi, y el comisario de esa localidad Walter Maciel.  

Fuente: elCanciller