Baires Para Todos

Abbas: “Israel busca expulsar a palestinos de su tierra”

El presidente palestino advirtió que la ofensiva contra Rafah ordenada por Benjamin Netanyahu “constituye una amenaza real” de la “política israelí que pretende desplazar al pueblo palestino”.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, acusó este viernes (09.02.2024) a Israel de querer “expulsar a los palestinos de sus tierras” tras anunciar un plan para expandir la ofensiva militar en la Franja de Gaza a Rafah, en el extremo meridional donde viven más de un millón de desplazados, y advirtió que “el pueblo palestino no abandonará su tierra y no aceptará ser desplazado de su patria”.

El líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) -que gobierna en zonas reducidas de Cisjordania ocupada- expresó su “enérgica condena” a las declaraciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien anunció que encargó al Ejército un plan para ampliar la ofensiva a Rafah y evacuar antes a los civiles.

“Esto constituye una amenaza real y un peligroso preludio a la implementación de la rechazada política israelí que pretende desplazar al pueblo palestino de su tierra”, afirmó un comunicado de Presidencia de la ANP. Abbas responsabilizó “plenamente” de las consecuencias de esta “política destructiva” tanto a Israel como a la administración estadounidense de Joe Biden, y pidió actuar al respecto al Consejo de Seguridad de la ONU.

“Cruza todas las líneas rojas”

El llamado al Consejo de Seguridad de la ONU se basa en que Israel, “al tomar estas decisiones, amenaza la seguridad y la paz en la región y todo el mundo. Cruza todas las líneas rojas”, dice el comunicado. El texto añade que “llegó el momento de que todos asuman sus responsabilidades ante la creación de otra Nakba, que llevará a toda la región a una sucesión de guerras interminables”.

Para los palestinos, Nakba es la palabra que se usa para referirse al éxodo de cientos de miles de refugiados que debieron abandonar sus hogares o fueron obligados a ello durante la guerra de 1948, que comenzó tras la creación del Estado de Israel.

Los ataques israelíes contra Rafah, donde sobreviven hacinados 1,3 millones de palestinos -cinco veces su población habitual-, han aumentado en los últimos días, confirmando lo que se rumoreaba hace días: una ofensiva israelí en la zona, precisamente donde se había ordenado a la población del norte de Gaza a huir durante el inicio del conflicto armado.

DW