maltepe escort cekmekoy escort maltepe escort atasehir escort kartal escort ankara escort ankara escort bayan escort ankara escort bayan ankara escort ankara maltepe escort maltepe escort pendik escort kartal escort kartal escort istanbul escort istanbul escort beylikdüzü escort istanbul escort beylikdüzü escort halkalı escort şirinevler escort Eryaman escort
Leandro Santoro: “Ni en pedo vuelvo al radicalismo” – Baires Para Todos

Leandro Santoro: “Ni en pedo vuelvo al radicalismo”

El diputado porteño fue entrevistado por Gonzalo Palese y analizó la elección del kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires, cuestionó a la gestión PRO y fustigó a la UCR de la Capital.

Leandro Santoro rechazó cualquier posibilidad de regresar a la cotidianidad política de la Unión Cívica Radical (UCR) y marcó que está “para construir Unidad Ciudadana”. Además, cuestionó la gestión del PRO en el distrito y advirtió que el  “deterioro macroeconómico” va a afectar a la clase media porque “la Ciudad de Buenos Aires va a ser la caja de resonancia de los conflictos nacionales”.

Luego del trajín de la campaña, aprovecha el receso veraniego para pasar más tiempo con sus hijas y planea vacaciones con ellas en los próximos días. Además, aprovechará el verano para estar más tiempo con sus amistades, a veces relegadas por la extendida campaña electoral. El politólogo de 41 años nació en Boedo, pero militó en las filas del radicalismo del barrio de Caballito. En 2015 acompañó a Mariano Recalde en la fórmula kirchnerista por la Jefatura de Gobierno y en diciembre de 2017 asumió como diputado porteño.

DE VACACIONES. Aprovechando el receso estival, se sumergió en los libros Mundo PRO (Gabriel Vommaro, Sergio Morresi y Alejandro Belloti) y Breve historia de la euforia financiera, del economista canadiense John Kenneth Galbraith. Tras la intensidad de la campaña, utilizará el verano para pasar más tiempo con sus hijas y planea viajar a Cuba y a algún balneario de la costa bonaerense, posiblemente Ostende. Además, se juró volver a entrenar para el mes de febrero.

-¿Qué balance hace de la elección del kirchnerismo en la Ciudad?

-Fue una buena elección. Recuperamos el segundo lugar y somos la principal fuerza de la oposición. Además, creo que lo hicimos con mucha solvencia porque los candidatos que llevamos pudieron expresar el proyecto de Ciudad y de país que tenemos.

-¿Qué panorama avizora para la Legislatura porteña este 2018?

-Va a ser una Legislatura compleja por la mayoría del PRO y porque creo que los tipos tienen alguna intención de ir hacia reformas estructurales en sintonía con la cosa nacional y que van a lograr ponerlas en la agenda sobre la legitimidad que les da haber sacado más del 50 por ciento de los votos

-¿El peronismo y el kirchnerismo deberían tener un bloque único en la Legislatura?

-Yo siento a los compañeros del peronismo en la Ciudad como compañeros entrañables. Me sumo a un espacio que ya viene trabajando de una manera y en la Legislatura venimos funcionando en dos bloques distintos. La novedad es que ahora tenemos un interbloque. Me encantaría que hubiera un solo bloque. Pero me parece que en ese camino de unidad, que se está empezando a recorrer, estamos en el buen camino.

-¿Qué agenda de temas buscará impulsar en la Legislatura?

-Los temas sociales y económicos son los que más me interesan. Todo lo que tenga que ver con la provisión de servicios públicos. Creo que la Ciudad de Buenos Aires va a ser la caja de resonancia de los conflictos nacionales porque, si la gente se cae de la clase media a la clase baja, eso va a aumentar la matrícula y el reclamo de matrículas en la educación pública y va a haber más pedidos de atención en los hospitales.

“Me encantaría que hubiera un solo bloque” del kirchnerismo y el peronismo en la Ciudad.

Como oposición, vamos a tener que estar atentos a que probablemente haya un cambio en la forma de vida de los porteños como consecuencia del deterioro macroeconómico.

Van a afectar a la clase media y la mayoría de la Ciudad de Buenos Aires se siente y es de clase media. Si vos les quitas guita a los jubilados, eso retrae el consumo y hace que el comerciante venda menos y tenga que ajustar su propio gasto. La pérdida del poder adquisitivo del salario va a hacer que la calidad de vida de la gente sea mucho peor de la que veníamos sosteniendo hasta acá y creo que, en consecuencia, los servicios públicos y sociales de la Ciudad van a tener más demanda.

-¿Qué evaluación hace de la gestión PRO en la Ciudad?

El PRO tiene en claro un proyecto de país que aplicó previamente en la Ciudad de Buenos Aires. El nivel del endeudamiento se aplicó en la Ciudad y luego a nivel nacional; el ajuste en el aumento de los impuestos se aplicó en la Ciudad con el ABL y ahora a nivel nacional. Hay una política muy regresiva en términos presupuestarios porque está claro que para este gobierno no son prioridad la salud ni la educación públicas, como tampoco lo es para el Gobierno nacional.

En cambio, sí es prioridad poner la estructura del Estado al servicio de los emprendimientos privados. Creo que el lobby inmobiliario determina la agenda política en la Ciudad, así como los lobbies corporativos son los que determinan la agenda pública nacional. También, tengo que reconocer que el PRO tiene un proyecto de Ciudad en la cabeza y que labura mucho más acá de lo que se labura a nivel nacional. Tiene mucho más claro a dónde quiere llevar la Ciudad que a dónde quiere llevar el país.

Por distintos motivos. (Horacio RodríguezLarreta tiene características de liderazgo y de estar más cerca de los temas que (MauricioMacri. Tiene una mierda liberal típica, construcción de políticas sociales a partir de una lógica de focalización, de construcción de una vinculación entre lo público y lo privado para favorecer a sus amigos en el mercado. Además, tiene la intención de contener socialmente a un sector de la sociedad que demanda algún tipo de presencia pública. En eso hay que reconocer que el PRO, a diferencia de lo que ocurría en el menemismo, que se desentendía, acá trata todo el tiempo de dar un palo y un caramelito.

“Hay una política muy regresiva en términos presupuestarios porque está claro que para este gobierno no son prioridad la salud ni la educación públicas.”

-¿Qué opina de la interna de la UCR porteña y el acuerdo entre Daniel Angelici y Enrique Nosiglia?

Me siento culturalmente radical pero no me siento más parte de la UCR. Me siento mucho más cerca de los compañeros de Unidad Ciudadana que de mis ex correligionarios. No termino de entender bien qué quiso hacer el radicalismo en la Ciudad y creo que el electorado porteño se lo cobró. Ellos trabajaron activamente para construir Cambiemos y, cuando no lograron lo que querían en la Ciudad, construyeron una propuesta ambigua con un ex funcionario de Macri.

El zigzagueo y la falta de coherencia provocaron que se descapitalizara casi al 50 por ciento en relación a la elección anterior. Aportaron confusión y ambigüedad a la discusión política porque, como dijimos con Mariano Recaldeen la elección de 2015, (Martín) Lousteau y Larreta tenían una vsión muy parecida tanto de país como de Ciudad.

Se demostró durante 2016 y, como no le convenía a los intereses electorales de su grupo político, decidieron romper y mostrar una cosa distinta que a la gente no le terminó de convencer y se terminaron descapitalizando. Eso es un dato para tener en cuenta que altera el debato político en el marco de la Ciudad.

-¿Volvería a participar activamente en la Unión Cívica Radical?

No tengo ninguna intención. Tengo amigos en la UCR que se quedaron en el partido y creen en el proyecto de Cambiemos, otros que creen en el proyecto de Lousteau y los respeto. Lo cierto es que yo me siento cómodo en el lugar donde estoy y me siento más valorado de lo que me sentí en los últimos 25 años de mi militancia en el radicalismo. Estoy para construir Unidad Ciudadana y ni en pedo vuelvo al radicalismo.

Deja un comentario

Top